YA DISPONIBLE! Número 22 de Cuadernos de estimulación cardiaca

EDITORIAL

Dr. Jesus Rodriguez Garcia

Dr. Jesús Rodríguez García

Las palpitaciones rápidas constituyen uno de los motivos de consulta en los servicios de Urgencia y el electrocardiograma constituye en la practica diaria, el elemento fundamental para su diagnostico pues permite identificar la arritmia que las provoca, al permitirnos conocer su frecuencia, regularidad, la presencia o ausencia de actividad auricular visible, su morfología y su relación con la actividad ventricular y la morfología de la misma.

Siguiendo ordenadamente esta secuencia de análisis es sencillo llegar al diagnostico de taquiardia regular con QRS estrecho e incluso dentro de este grupo es posible en gran numero de casos precisar de que tipo de taquicardia se trata. La presencia de un QRS estrecho, es decir, producido por la activación ventricular a través del haz de His, confirma su origen auricular, aunque hay que tener en cuenta que en algunos casos el QRS puede ser ancho por existencia de un bloqueo de rama previo o por aberrancia.

Un registro electrocardiográfico con las características citadas, el inicio brusco de las palpitaciones y su carácter paroxístico son claves para el diagnostico de las clásicamente denominadas taquicardias paroxísticas supraventriculares, por considerar que en el mecanismo de las mismas solo intervienen las aurículas, lo que se cumple para algunas de ellas (taquicardias auriculares focales, flutter) pero no en otros casos que precisan de la participación del nodo auriculoventricular o de otras estructuras como las vías accesorias auriculoventriculares (reentrada nodal, preexcitación).

El tratamiento médico de estas taquicardias en Urgencias es fundamentalmente farmacológico (maniobras vagales, adenosina, verapamil, β bloqueantes, etc) salvo en aquellos casos en que exista mala tolerancia hemodinámica en que se recurrirá a la cardioversión eléctrica sincronizada.
Actualmente especialmente en casos de mala tolerancia, episodios frecuentes, mal control con fármacos o intolerancia a los mismos, el tratamiento definitivo se basa en la alteración del sustrato de la taquicardia mediante las técnicas de ablación, lo que exige previamente la identificación de la arritmia mediante el estudio electrofisiológico y la localización del área donde se efectuará la ablación.

Para desarrollar el numero monográfico dedicado a este tema, se solicitó y obtuvo la participación de expertos electrofisiólogos a los que se debe felicitar por su magnifico trabajo que constituye una valiosa herramienta didáctica que, sin duda, facilitará la formación de los cardiólogos interesados en estas arritmias.

Puedes acceder a todos los números aquí.

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.

Entradas recientes

Menú